viernes, 17 de junio de 2016

Naturaleza y Cultura: ¿El ser humano nace o se hace? Por Lina Eva García





Disertación Lina García

Naturaleza y Cultura: ¿El ser humano nace o se hace?
Naturaleza y cultura. Quisiera empezar haciendo una relación entre estos dos conceptos que  a pesar de ser diferentes, van de la mano en el caso de los seres humanos. Para ser humanos necesitamos tanto de la naturaleza como de la cultura, es decir, de la genética y la cultura, y no podemos prescindir de ninguno de ellos.
Nuestra naturaleza no depende de nosotros, es decir, nosotros no la elegimos, y en la mayoría de los casos no podemos cambiarla. Sin embargo la cultura sí depende en cierto modo de nosotros.
Es verdad que al nacer, nosotros no elegimos ni a nuestros padres, ni a nuestro entorno, ni mucho menos nuestra educación, pero a medida que pasa el tiempo y vamos madurando, sí podemos elegir la clase de persona que queremos ser.
Gracias a la formación de nuestros padres, somos quienes somos: seres de la naturaleza distintos al resto, por el simple hecho de seguir a la razón, por poder pensar y por tener cultura.
¿Qué pasaría si nuestros padres no hubiesen contribuido en el duro trabajo de educarnos? Seríamos simplemente otro animal más de la naturaleza.
El ser humano no nace como tal, nace realmente como otro animal al que hay que formar y hacer mediante un proceso mágico. Mágico porque es capaz de transformar al animal en una persona, capaz de razonar y pensar. Sin este maravilloso proceso, no sabríamos  expresarnos, caminar erguidos, e incluso podríamos no saber amar, ya que no sabríamos de la existencia de este sentimiento.  En este sentido la decisión de tener un hijo tiene que ser pensada detenidamente pues no debe ser nada fácil educar y formar a una persona.
Deberíamos dar más importancia a lo que nos rodea (tener una cama en la que poder dormir cada día, una casa en la que vivir, comida con la que alimentarnos…) y pensar por un momento en todo  lo que hacen día a día nuestros padres por nosotros. Deberíamos admirarlos y agradecerles todo lo hacen por nosotros, que no es poco. “Todos hemos tenido que ser traídos cuando éramos niños del salvajismo a la civilización como de la oscuridad a la luz” 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada