domingo, 29 de mayo de 2016

La gran noche de la Graduación de Segundo de Bachillerato

Entrega de las Matrículas de Honor en Las Cumbres
Con el Director, Ignacio Calvo: Fernando, Nerea, Francisco, Manuel... ¡Enhorabuena!

Por Esperanza Cabello
El pasado viernes, 27, fue el día grande para todos los bachilleres ubriqueños. Se trata de la fiesta de graduación. Después de seis años en los institutos, los alumnos y alumnas llegan a la meta de sus estudios medios, terminan Segundo de Bachillerato.
Este título que consiguen les facilita comenzar estudios de ciclos superiores, pasar a la universidad (después de hacer la prueba de selectividad) o entrar en el mundo del trabajo mejor preparados.
Para todos los que nos dedicamos al mundo de la enseñanza este día es muy significativo, es el premio al esfuerzo de tantos años, es la garantía de que nuestros jóvenes son excepcionales, es la alegría del deber cumplido y es, por supuesto, la seguridad de que los vamos a echar mucho de menos.
Atrás quedan las tareas, los exámenes, las carreras para terminar los temas, las regañetas, las risas, los alegrones, los "bonitos regalos", y para todos estos niños y niñas que ya son mujeres y hombres, quedan atrás los madrugones, los nervios, las noches de estudio, las excursiones, las confidencias con los amigos, las clases aburridas, las clases geniales, el descubrimiento de la vida.
Por todo esto la fiesta de graduación de Segundo de Bachillerato es el acto más importante que puede celebrarse en un instituto.
En Ubrique, los dos institutos en los que se imparte bachillerato se engalanaron con sus mejores galas para recibir a alumnos, padres y familiares; dispusiendo toda una infraestructura para que la fiesta de la Graduación fuera brillante.
En el IES Nuestra Señora de los Remedios (en este enlace), se celebró a la vez la graducación de lso bachilleres, de  los técnicos medios y de los superiores.





En el IES Las Cumbres, nosotros, como cada año, vivimos muy de cerca la fiesta, y esta es la crónica.
Durante las semanas previas todo fueron preparativos en la Plaza de Curro,  habíamos decidido celebrar la graduación en este recinto y se hacía necesario acondicionar jardines, arriates y la gran mesa de juegos, que ha pasado a la zona de la cafetería.
Nuestros conserjes y nuestras limpiadoras se han afanado para que todo estuviera perfecto, dando los últimos toques de pintura y limpieza, muchas gracias a todos, sin ellos no hubiera sido posible que todo estuviera preparado.
Mientras, los profesores encargados de la organización del acto perfilaban los últimos detalles: los regalos, las fotografías de recuerdo, las orlas, el rincón de las fotos, los diplomas, los certificados, las notas, los videos de recuerdo, las fotografías,  los marcapáginas, la música.
Y los alumnos, por su parte, preparaban su actuación, los discursos, las palabras de despedida, los regalos, los recuerdos...
Por fin llegó el gran momento, la presidencia estaba formada por el director de Las Cumbres, Ignacio Calvo; la Vicedirectora, Mariola Pérez; y los tutores de los tres grupos: Juan Lorenzo, José María y Juan Pan. Alrededor, el profesorado de segundo, acompañando, arropando y ocupándose de los últimos detalles: Eulalia, Pepe Olmedo, Antonio Macías, María José Ponce, Mari Ángeles, Candelaria, Esperanza, Pilar, Juan, Rocío, Juan Mancilla, Isabel Bazán, Martel Marisol. Y por supuesto Javier, Manuel, Mari, Esperanza y Pepi, para que no faltara nada y todo estuviera perfecto.
A las siete comenzó la entrega de notas, cada tutor se reunió en clase con los padres de los alumnos, era el momento de conocer el resultado de tanto esfuerzo y tanto trabajo. No conocemos aún la estadística, pero sí que todos los alumnos que nos correspondían este año han superado todas las asignaturas, hemos tenido mucha suerte. De todas formas, para todos aquellos que no consiguieron graduarse aún queda otra oportunidad en septiembre, el camino será un poquito más largo.
Mientras se entregaban las notas, comenzaban las fotos de recuerdo en el fotocol que han preparado los de Arte y que José Antonio Martel retocó y colocó con mimo.
Tenemos que decir que todos estaban estupendos. Por encima de los nervios y de la inquietud, habían elegido atuendos elegantes y muy bien preparados, alucinantes algunos peinados preciosos y algunos detalles increíbles. Nos encanta ver a las chicas y a los chicos tan elegantes y tan guapos, y es en ese momento en el que nos damos más cuenta de lo mayores que son en realidad.






Pinchando en este enlace del facebook de la biblioteca de Las Cumbres podemos ver las fotografías. Las que hicimos a las familias, con padres, abuelos, hermanos y primos están en la biblioteca del centro, y los interesados pueden recogerlas cuando quieran.
Después de la entrega de notas a los padres nos reunimos todos en la Plaza de Curro para  la celebración. Mariola fue la encargada del protocolo y, después del discurso de bienvenida del director, Ignacio Calvo, comenzó la entrega de orlas, fotografías y regalos de recuerdo a todos los graduados.








Pinchando en este otro enlace del facebook de Las Cumbres podemos ver más fotografías. Además en la Biblioteca hay más fotos individuales y recogiendo las orlas. 
Una vez presentado todo el alumnado, comenzó el momento del reconocimiento a la excelencia académica. Una veintena de jóvenes ha conseguido tener una media académica de ocho puntos o más. Nos sigue asombrando que, después de tanto verbo, tanta fórmula, tanto número, tanto país, tantos sintagmas, tantos moles y tantas cosas diferentes, haya alumnos que no solo sean brillantes, sino que tengan sobresaliente de media (algunos con diez redondo) en todas las asignaturas. Nuestra admiración para todos ellos, y también nuestra admiración para todos los que han hecho increíbles esfuerzos para superar el curso, a pesar de las dificultades y de las trabas, porque, como os dijimos, lo habéis conseguido, sois capaces de hacer lo que os propongáis, y tenéis la capacidad de conseguir todo aquello por lo que luchéis.







Detrás de estas menciones de honor hay mucho trabajo, muchas lágrimas, mucho esfuerzo, muchos fines de semana estudiando. Algunas han costado incluso más años que las demás, y esas son, seguramente, las más agradecidas. Y entre esta veintena de chicos y chicas echamos de menos a algunos que, nada más por el esfuerzo, merecen una mención especial;  ellos tienen la mención de honor al trabajo,  y lo saben.
Además, todos estos alumnos podrán presentarse a las pruebas del Premio Especial de Bachillerato, por haber obtenido tan buenas calificaciones, lo que les facilita la matrícula en la universidad.
En este enlace del facebook de Las Cumbres podemos ver más fotografías de este momento, y en la Biblioteca del centro hay más fotos individuales de las menciones. 
El mayor honor académico  que se puede hacer en un instituto es la Matrícula de Honor, se trata de un reconocimiento oficial a la excelencia que además paga las tasas de matrícula en la universidad. Cada centro tiene derecho a un cinco por ciento de matrículas, por lo que en Las Cumbres puede haber cada año cuatro matrículas de honor.
Siempre es un momento especial saber quiénes han sido los que han obtenido mejores notas en segundo de bachillerato. A veces alumnos que no iban demasiado bien en secundaria ahora son brillantes y con el paso del tiempo van madurando.
Este año las matrículas han dido para Fernando, Nerea, Francisco y Manuel (Manuel con un 10 redondo de media), los cuatro de la rama científica.








Los cuatro fueron llamados y recibieron  los certificados que acreditaban sus magníficas calificaciones: 9,77; 9,88; 9,88 y 10. ¡Enhorabuena!









En este enlace del facebook de Las Cumbres podemos ver más fotografías de este momento tan emocionante, y las fotos individuales están en la Biblioteca del Centro. 
A continuación llegó el momento de los discursos.  A todos nos emociona cuando llega este instante. Cada grupo prepara una intervención en la que agradecen tanto a los padres como a los profesores y a todos los miembros de la comunidad su trabajo, sus atenciones y su entrega. A veces hay alusiones cargadas de cariño, otras de fina ironía y siempre de palabras sinceras.
Este año ha habido, como no podía ser menos, un emotivo y cariñoso recuerdo a Juan Pablo y a su hermana, salvajemente asesinados el año pasado. Juan Pablo había sido nuestro alumno y su compañero, y el mejor recuerdo fue para él, el 27 de mayo también se graduó con los suyos, que no pueden, ni quieren olvidarlo.







Fran y Marta fueron los encargados de hacer el discurso de su grupo, 2ºA (en este enlace) ; Reme y  Germán hicieron el de 2ºB (en este enlace); y Ana, Miguel y Martina el de 2ºC (en este enlace).
Después de los discursos tuvo lugar la proyección de un video que Eulalia Ortega ha preparado para la ocasión, un video de despedida en el que nos despedimos de ellos deseándoles lo mejor. Anteriormente, durante la entrega de orlas, se habían estado proyectando fotografías de los alumnos en la pantalla colocada para tal fin, aunque había mucha claridad aún y no pudimos verlas con nitidez.
También se entregaron algunos regalos, la mayoría recuerdos que los alumnos ofrecieron a lso prefesores  en privado, aunque algún grupo lo hizo sobre el estrado.
Terminadas las proyecciones y los discursos todos fuimos a tomar un refrigerio en el mismo centro, hemos de agradecer de nuevo a Javier, Manuel, Esperanza, Petra y todos los que colaboraron para que todo fuera un éxito.
Poco a poco, alumnos y profesores se fueron yendo para la cena, que este año ha sido en el Ocurris, donde los nervios diron paso a la celebración.
Un año más tenemos la satisfacción del deber cumplido, de haber acompañado a este grupo de chicos y chicas hasta aquí de la mejor manera posible, y estamos seguros de que ahora los dejamos en buenas manos, en las de sus padres y familiares, que se seguirán ocupando de que terminen su formación y se conviertan en hombres y mujeres felices y buenos, que es lo mejor qu epodemos pedir para todos ellos.
¡Ánimo y hasta siempre!
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada